Mágicas Ruinas
crónicas del siglo pasado

fundación evita
LOS DEPOSITOS DE LA FUNDACION AYUDA SOCIAL "MARIA EVA DUARTE DE PERON"
POR JULIO MARTIN CALAFELL

UNA equitativa distribución de la ayuda social y una adecuada legislación en materia de justicia social, son los medios por los cuales se logra la felicidad de un pueblo, siendo innegable que aquélla es el complemento de ésta.
La justicia social llega a los seres aptos para el trabajo, en tanto que la ayuda social va dirigida a un sector humano que no se puede ignorar, al cumplir con un deber de solidaridad que supera todo prejuicio. En tal sentido desarrolla una labor extraordinaria la esposa del primer magistrado, señora María Eva de Perón, quien, en una acción que no sabe de sacrificios ni de fatigas, va hasta los más apartados rincones del país, mitigando necesidades, mejorando y consolidando la vida familiar, y llegando con la ayuda oportuna a la solución de innumerables problemas individuales en una forma rápida, directa y eficaz.
Si visitamos los depósitos de la Fundación Ayuda Social “María Eva Duarte de Perón”, situados en la calle José E. Uriburu 920, y recorremos los ocho pisos y el subsuelo, llenos de toda clase de mercaderías, y constituyendo cada uno una sección que está bajo la directa responsabilidad de un encargado, nos damos cuenta de la magnitud de la obra que realiza. Allí no falta nada. Ropa de invierno y verano, y calzado para hombres, mujeres y niños; delantales, útiles y libros para los escolares; juguetes; máquinas de coser; cunas para niños; artículos de menaje; colchones, camas y muebles en general; películas radiográficas, etcétera; todo perfectamente clasificado y fichado, y en la mayor higiene, permite apreciar una organización encarada en la mejor forma. Como los artículos tienen una salida continua, pues diariamente se realizan envíos para todo el país y aun para el exterior, como lo prueban los constantes remitos a distintos países, satisfaciendo las solicitudes de particulares y de Instituciones, a medida que sale la mercadería se va reponiendo, para estar preparados a fin de prestar cualquier clase de ayuda que sea necesario hacer llegar en la forma más rápida y oportuna.
Tanto en América como en Europa y en Asia se sabe de la generosidad y de la abnegación de la señora María Eva Duarte de Perón a través de la institución de bien social que preside y orienta, que ha atendido a solicitudes de los desamparados de todo el orbe, sin preguntar qué ideología política tenían, qué credo profesaban, o de qué color eran. Era un necesitado que solicitaba ayuda, y como tal se le atendía y ayudaba.
En el local de los depósitos también se procede a la entrega de las placas radiográficas a precio de costo, con el agregado de que se ponen en manos del interesado, ya reveladas, pues el enfermo hace llegar su receta médica correspondiente, a la que se le da traslado a uno de los establecimientos hospitalarios dependientes de la Fundación, en donde le sacan la radiografía al enfermo, y después de revelada es remitida de nuevo al local ya mencionado para su entrega respectiva. Todo dentro de la mayor rapidez y perfectamente fiscalizado.
En lo que se refiere a las solicitudes de ayuda al interior del país, se satisfacen una vez que son comprobadas las necesidades por las visitadoras sociales, que periódicamente visitan los lugares donde residen las personas de más humilde condición; o contra certificado de pobreza, extendido por el juez de paz de la localidad a que pertenece el solicitante, llevándose una ficha personal de cada beneficiado. Poseen los depósitos su imprenta propia y, asimismo, una oficina de Correos está instalada en la planta baja de los mismos, desde donde salen los envíos para el interior, que son preparados en las secciones de empaque y control y de expedición. Para las remisiones al exterior hay una oficina destinada al efecto.
Una reproducción del local desde donde se comenzó a desarrollar esta obra, que ha alcanzado significación mundial, pone una nota emotiva dentro del edificio. En efecto, el garage de la residencia presidencial, con la estantería en que se colocaba la mercadería para su posterior distribución entre gente necesitada, está reproducido con toda fidelidad y no falta ni el nombre con que fué bautizado, a raíz de una manifestación que el general Perón hizo en una oportunidad en que se hallaba presente cuando su señora esposa estaba entregada a su humanitaria tarea: “Las Delicias”. Y “Las Delicias” constituye un símbolo. Símbolo de humanidad. Símbolo de cariño. Símbolo de fe. Y ese simbolismo está representado en la obra profundamente cristiana en que está empeñada la más fiel intérprete y eficaz colaboradora del presidente de los argentinos, creador de la doctrina justicialista.

Pie de fotos
-“LAS DELICIAS". He aquí la reproducción del local donde inició su labor de bien social la señora María Eva Duarte de Perón, Una reliquia para lo que hoy constituye una realización para mitigar necesidades.
-RECIBIENDO MERCADERIAS. Como los envíos se realizan en forma continuada a las zonas donde residen familias de humilde condición, la reposición de los distintos' artículos se realiza con la mayor rapidez.
-LOS DEPOSITOS TIENEN SU IMPRENTA PROPIA, que cuenta con las maquinarias más modernas. Satisface en forma completa las necesidades de la Fundación Ayuda Social y contribuye a la difusión de la gran obra.
-PREPARANDO BOLSAS para satisfacer pedidos del interior del país. Éstos se realizan previa comprobación de las necesidades por parte de las visitadoras sociales, o contra certificado de pobreza expedido por un juez.
-EN EL LOCAL DE LOS DEPOSITOS se procede a la venta al precio de costo de películas radiográficas. Éstas se entregan ya reveladas, contra receta médica que oportunamente se giró a un establecimiento hospitalario.
-CALZADO PARA NINOS. Todo perfectamente clasificado y apilado por número. La organización de los depósitos no ofrece reparos y en ellos se trabaja eficientemente y con un amplio sentido de la responsabilidad.
-UN ASPECTO DE LA SECCION MUEBLES VARIOS. Podemos apreciar la cantidad de camas y colchones que tiene en depósito la fundación para así satisfacer las necesidades más imperiosas de los desamparados.
-SECCION MENAJE. En ésta, como en todas las demás secciones, se puede comprobar la calidad de los artículos que se entregan a los que acuden allí en busca de la solución a sus problemas más apremiantes.
-LAS REMISIONES AL EXTERIOR son también continuadas, satisfaciendo solicitudes de necesitados de todo el mando. La acción de esta institución no tiene fronteras. Donde existe una necesidad se hace presente.

ir al índice de Mágicas Ruinas

Ir Arriba